Acoso escolar

1. ¿Qué es?

El bullying o acoso escolar es cualquier forma de maltrato físico y/o psicológico deliberado y continuado que recibe un niño por parte de otro u otros compañeros de la escuela. El bullying puede provocar la exclusión social de la víctima.

Las características más comunes son:

– Se producen conductas agresivas de diversos tipos por parte del agresor o agresores (insultos, maltrato físico, etc.).

– Se originan problemas sociales y psicológicos tanto en la víctima como en el agresor que se repiten y prolongan durante cierto tiempo.

– La víctima se encuentra indefensa. El agresor manipula a un grupo para emplear el miedo como herramienta de acción.

– Las personas que rodean a la víctima y al agresor ignoran el problema. Lo cual produce una falta de sensibilidad y apatía.

– El contexto de la víctima se ve afectado, perdiendo la autoconfianza y disminución del rendimiento escolar.

– El agresor se ve reforzado por el círculo de acontecimientos en el que se encuentra, y su capacidad de comprensión moral y de empatía se ve afectada.

– En el entorno en general se reduce la calidad de vida generando una gran dificultad para lograr objetivos y aumento de los problemas y tensiones.

2. ¿Qué tipos hay?

Existen varios tipos de bullyin. Pueden darse de forma aislada o simultánea.

Empujones, patadas, agresiones con objetos, etc. Se da con más frecuencia en primaria que en secundaria.

Insultos y motes, menosprecios en público, resaltar defectos físicos, etc. Es el más habitual.

Afectan a la autoestima del individuo y fomentan su sensación de temor.

Pretende aislar al niño del resto del grupo y compañeros.

Las conductas más usuales son las siguientes:

  1. Bloqueo social (29,3%)
  2. Hostigamiento (20,9%)
  3. Manipulación (19,9%)
  4. Coacciones (17,4%)
  5. Exclusión social (16,0%)
  6. Intimidación (14,2%)
  7. Agresiones (12,8%)
  8. Amenazas (9,3%)

3. ¿Cómo solucionar el problema?

Pide ayuda para el niño a un profesional. Estás en el lugar adecuado.

Es fundamental que la búsqueda de ayuda se haga lo antes posible, sin dejar que las consecuencias del problema vayan aumentando y afectando a más áreas de la salud.

4. ¿Qué beneficios te aporta el servicio?

– Obtener acompañamiento profesional y especializado durante todo el proceso terapéutico.

– Comprender lo que le ocurre al niño mediante una evaluación previa y adquirir las herramientas específicas que necesitáis en cada momento.

– Disfrutar de la seguridad y la confianza que necesitas tanto tú como el niño en un espacio único.

– Gozar de comodidades a la hora de realizar las sesiones: si vivís en Valdebebas (Madrid) o cerca podréis disfrutar de una consulta agradable y adecuada para realizar la sesión. Si el niño es mayor de 16 años, las sesiones también se pueden realizar de manera online. 

– Mejorar vuestra calidad de vida saliendo reforzados de la situación que os llevó a consulta.