Trastornos de ansiedad

1. ¿Qué es?

La ansiedad es una respuesta adaptativa que emite nuestro organismo ante la percepción de una amenaza (física, social o psicológica) que se desencadena con eventos tanto positivos como negativos y que pone a nuestra disposición una gran cantidad de recursos, como pueden ser:
• Mayor capacidad de resolución de conflictos.
• Mayor capacidad de gestión emocional.
• Mayor capacidad de concentración.
• Mayor fuerza física y energía.

Pero en ocasiones, cuando esa ansiedad se mantiene duradera en el tiempo o cuando nos enfrentamos a niveles de estrés demasiado elevados, esa ansiedad deja de ser adaptativa y se vuelve completamente disfuncional, provocando síntomas de ansiedad patológica como:

• Sensación de bloqueo.
• Pensamientos obsesivos y repetitivos que anticipan situaciones negativas del futuro.
• Sensación de estar fuera de la realidad, de estar como en un sueño.
• Sensación intensa de angustia.
• Sensación de incapacidad de control de pensamientos o emociones.
• Interferencias negativas en diferentes áreas cotidianas (pareja, trabajo o familia).
• Somatizaciones (taquicardias, hiperventilación, sudoración, mareos, alteraciones en la alimentación y en el sueño, dificultad de concentración y toma de decisiones).

2. ¿Qué tipos hay?

Aparición de miedo o ansiedad intensos y persistentes, prácticamente inmediata e invariable respecto a un objeto o situación específica, que se evitan o soportan a costa de intenso miedo- ansiedad. El estímulo fóbico puede ser de diversos tipos: animales (arañas, insectos, peros…), entorno natural (alturas, tormentas, agua…), sangre, inyecciones y transfusiones, otra atención médica, lesión, situacional (avión, ascensor, sitios cerrados…) u otras (situaciones que pueden derivar en ahogo o vómitos, sonidos ruidosos, personajes disfrazados…).

Miedo o ansiedad intensos que aparecen prácticamente siempre en relación a una o más situaciones sociales en las que la persona se expone al posible escrutinio por parte de otros. La persona teme actuar de una determinada manera o mostrar síntomas de ansiedad que puedan ser valorados negativamente por los observadores.

Presencia de crisis de angustia inesperadas recurrentes. Al menos una de ellas va seguida durante un mínimo de un mes de inquietud o preocupación persistente por la aparición de nuevas crisis o sus consecuencias, y/o por un cambio significativo y desadaptativo en el comportamiento que se relacione con las crisis de angustia.

Miedo o ansiedad acusados que aparecen prácticamente siempre respecto a dos o más situaciones prototípicamente agorafóbicas (transportes públicos, lugares abiertos, lugares cerrados, hacer colas o estar en medio de una multitud, y/o estar solo fuera de casa) que, además, se evitan activamente, requieren la presencia de un acompañante o se soportan a costa de intenso miedo o ansiedad. La persona teme o evita dichas situaciones por temor a tener dificultades para huir o recibir ayuda en caso de aparición de síntomas similares a la angustia, u otros síntomas incapacitantes o que pudieran ser motivo de vergüenza.

Ansiedad y preocupación excesivas, persistentes y que las personas tienen dificultades para controlar, sobre diversos acontecimientos o actividades y que se asocian a tres o más síntomas de sobreactivación fisiológica.

3. ¿Cómo solucionar el problema?

Pide ayuda a un profesional. Estás en el lugar adecuado. 

Es fundamental que la búsqueda de ayuda se haga lo antes posible, sin dejar que las consecuencias del problema vayan aumentando y afectando a más áreas de la salud.

4. ¿Qué beneficios te aporta el servicio?

– Obtener acompañamiento profesional y especializado durante todo el proceso terapéutico. 

– Comprender lo que te ocurre mediante un análisis introspectivo y adquirir las herramientas específicas que necesitas en cada momento. 

– Disfrutar de la seguridad y la confianza que necesitas en un espacio único para ti.  

– Gozar de comodidades a la hora de realizar las sesiones: si vives en Valdebebas (Madrid) o cerca puedes asistir a consulta presencial y si vives en cualquier otra parte del mundo puedes realizar las sesiones de manera online.

– Mejorar tu calidad de vida saliendo reforzado de la situación que te llevó a consulta.