Trastorno de conducta

1. ¿Qué es?

Patrón repetitivo y persistente de comportamiento en el que no se respetan los derechos básicos de otros, las normas o reglas sociales propias de la edad, lo que se manifiesta por la presencia en los doce últimos meses de por lo menos tres de los quince criterios siguientes en cualquiera de las categorías siguientes, existiendo por lo menos uno en los últimos seis meses:

– Agresión a personas y animales:

  1. A menudo acosa, amenaza o intimida a otros.
  2. A menudo inicia peleas.
  3. Ha usado un arma que puede provocar serios daños a terceros.
  4. Ha ejercido la crueldad física contra personas.
  5. Ha ejercido la crueldad física contra animales.
  6. Ha robado enfrentándose a una víctima.
  7. Ha violado sexualmente a alguien.

– Destrucción de la propiedad:

  1. Ha prendido fuego deliberadamente con la intención de provocar daños graves.
  2. Ha destruido deliberadamente la propiedad de alguien.

– Engaño o robo:

  1. Ha invadido la casa, edificio o automóvil de alguien.
  2. A menudo miente para obtener objetos o favores, o para evitar obligaciones.
  3. Ha robado objetos de cierto valor sin enfrentarse a la víctima.

– Incumplimiento grave de las normas:

  1. A menudo sale por la noche a pesar de la prohibición de sus padres, empezando antes de los 13 años-
  2. Ha pasado una noche fuera de casa sin permiso mientras vivía con sus padres o en un hogar de acogida, por lo menos dos veces o una vez si estuvo ausente durante un tiempo prolongado.
  3. A menudo falta en la escuela, empezando antes de los 13 años.

2. ¿Qué tipos hay?

Los individuos muestran por lo menos un síntoma característico del trastorno de conducta antes de cumplir los 10 años.

Los individuos no muestran ningún tipo de síntoma característico del trastorno de conducta antes de cumplir los 10 años.

Se cumplen los criterios del trastorno de conducta, pero no existe suficiente información disponible para determinar si la aparición del primer síntoma fue anterior a los 10 años de edad.

3. ¿Cómo solucionar el problema?

Pide ayuda para el niño a un profesional. Estás en el lugar adecuado.

Es fundamental que la búsqueda de ayuda se haga lo antes posible, sin dejar que las consecuencias del problema vayan aumentando y afectando a más áreas de la salud.

4. ¿Qué beneficios te aporta el servicio?

– Obtener acompañamiento profesional y especializado durante todo el proceso terapéutico.

– Comprender lo que le ocurre al niño mediante una evaluación previa y adquirir las herramientas específicas que necesitáis en cada momento.

– Disfrutar de la seguridad y la confianza que necesitas tanto tú como el niño en un espacio único.

– Gozar de comodidades a la hora de realizar las sesiones: si vivís en Valdebebas (Madrid) o cerca podréis disfrutar de una consulta agradable y adecuada para realizar la sesión. Si el niño es mayor de 16 años, las sesiones también se pueden realizar de manera online. 

– Mejorar vuestra calidad de vida saliendo reforzados de la situación que os llevó a consulta.